Inicio de curso… vuelta a la Rutina! Cómo conseguir que los niños vuelvan a los horarios habituales?

Justo ahora que acabamos el mes de agosto y, con ello, las taaan largas vacaciones de verano de los más pequeños de la casa. En breve, y sin darnos cuenta, nos encontraremos inmersos en un nuevo curso escolar, otra vez en los horarios y las costumbres y, como no, las prisas que siempre nos acompañan desde septiembre hasta junio. Con este inicio del nuevo curso, también nos toparemos con la rutina, las actividades diarias obligatorias y, sobretodo, con la lucha cotidiana de cómo conseguir que nuestros hijos cumplan con los horarios y tareas establecidos y que son tan necesarios.

Como sabemos, los seres humanos somos animales de costumbres, las cuales solemos realizar cada día de forma repetitiva. Asimismo, aspectos como la hora a la que nos levantamos, la hora de comer o cuando nos duchamos son algunas de estas prácticas. No obstante, cuando se inicia el período de vacaciones todos estos hábitos se rompen y solemos entrar en un momento de libertad y pocos límites en general.

Nuestros hijos han estado durante varios meses despertándose a las tantas, yendo a dormir tarde viendo la tele o jugando, así como estando todo el día en el sofá, la piscina o la playa y, ahora que se acerca el inicio de curso es hora de empezar a recomponer de nuevo esas rutinas por las que tanto luchamos durante el resto del año. Para poder superar con éxito esta etapa que a veces se nos hace tan cuesta arriba, se recomienda que la vuelta a la rutina y las tareas habituales se inicie antes del comienzo de las clases y el nuevo curso. El hecho de iniciar esta vuelta a la rutina antes de que los horarios y las prisas nos aprieten, nos ayudará a poder llevarlo a cabo con más calma y, sobretodo, mayor paciencia para con nuestros hijos.

Además, tal y como hicimos en su momento, lo mejor es empezar poco a poco, es decir, ir introduciendo las tareas y horarios de forma paulatina para que el cambio sea lo más llevadero y progresivo posible. Esto, ayudará a la adaptación de nuestros hijos, además de favorecer una buena convivencia entre todos a la vez que volvemos a nuestras costumbres habituales.

Lo más recomendable, es realizar esta nueva toma de contacto con las rutinas comenzando por las básicas, aquellas que desde pequeños les hemos inculcado: las relacionadas con alimentación, sueño e higiene. Así, podemos empezar con la hora de ir a dormir, las horas de desayuno, comida y cena, así como el momento de la ducha. De forma progresiva, iremos añadiendo las demás tareas y actividades de la vida diaria, hasta llegar a los horarios y costumbres habituales.

Otro de los trucos que nos podrían ayudar a hacer más fácil y llevadera nuestra inmersión –de nuevo- en las rutinas, es hacer uso del Principio de Premack, el cual indica que relacionar una conducta agradable con otra de menor agrado o poco frecuente, provoca un aumento de la que se realiza con menor frecuencia. Es decir,  poder combinar tareas que resultan pesadas y aburridas para nuestros hijos, con otras actividades de su agrado, es decir, más positivas y lúdicas. Un ejemplo sería, poder acordar con ellos que en cuanto acaben de ducharse (tarea poco agradable para ellos) jugaremos a algún juego que les guste mucho (tarea positiva o agradable).

Dicho esto, os animamos a que iniciéis ya esta nueva entrada a vuestra rutina habitual, haciéndolo con mucha paciencia.

Como siempre, esperamos que nuestras recomendaciones os sean de gran utilidad.

¡Web Actualizada!

¡Nos complace anunciar que hemos actualizado la web!

Ahora informamos de todos los servicios, grupos, talleres y terapias que ofrecemos en centro Paidià. Como principal novedad hay que decir que tenemos un amplio abanico de talleres orientados a los niños y sus familias, donde podremos desarrollar, entre otros cosas:

  • Habilidades sociales
  • Vínculos familiares
  • Habilidades motrices
  • y Bienestar del niño

También queremos recordar que ofrecemos servicios de psicología infanto-juvenil dónde diagnosticamos, reforzamos y facilitamos el desarrollo psicológico de los niños.

Y no nos olvidamos que somos especialistas en psicomotricidad, la técnica que mediante el movimiento y el conocimiento del cuerpo y las extremidades, la conciencia de un mismo y el medio, favorece significativamente el desarrollo del niño.

¡No perdéis la oportunidad de conocer el que podemos ofrecer y las ventajas que esto puede significar por vuestros niños!